TRILOGIA – La Novia Gitana – La Red Púrpura – La Nena

Resumen/Sinopsis:

Excepcionalmente en esta reseña, englobaremos los tres volúmenes en un solo comentario.
Si bien cada libro tiene su trama diferenciada, los protagonistas son los mismos: la inspectora Elena Blanco, el subinspector Ángel Zárate, y los compañeros de la BAC (Brigada de Análisis de Casos).
La inspectora Blanco, además de ser una excelente policía, es una mujer solitaria, que vive en un bonito apartamento que da a la Plaza Mayor de Madrid. Le gusta cantar canciones de Mina Mazzini en un karaoke, le da a la grappa y es aficionada a practicar sexo en un todo terreno. El estereotipo es un poco cliché, una fachada de poli dura que esconde a una mujer muy vulnerable, con un terrible drama en su pasado que no consigue cerrar. Así y todo, es un personaje bien trabajado, que llega con facilidad al lector, y con quien nos podemos encariñar fácilmente.

Tenemos aquí tres novelas negras, muy negras. Ambientadas en Madrid y en sus alrededores, con un equipo de investigación dispuesto a todo para esclarecer unos crímenes a cuál más espantoso y cruel.

La trilogía arranca con “La novia gitana”. Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. Su cadáver aparece dos días después en el madrileño barrio de Carabanchel.
No se trata de un asesinato común ya que Susana ha sido torturada de forma atroz, y resulta que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años antes, también en vísperas de su boda. Lo curioso es que el asesino de Lara está cumpliendo condena, por lo tanto no ha podido ser él. ¿Hay un imitador? ¿Han encarcelado a un inocente?

El segundo volumen “La red púrpura” arranca fuerte. Ya teníamos alguna pista sobre lo que podría suceder, pues el cierre de la investigación de “La novia gitana” nos deja alguna que otra pista. Sabemos que la inspectora Elena Blanco ha sufrido el secuestro de su hijo pequeño, y en este volumen se va a entregar en cuerpo y alma a seguir su pista. Aquí la autora se centra mucho más en su personaje principal, en su parte más íntima y personal.

Nos adentramos con ella en la darknet, en el mundo de los vídeos snuff, y del tráfico de personas. Se traspasa la frontera de la violencia de una manera crudísima, al límite de lo soportable.

Cierra la trilogía “La nena”. Seguimos con la brigada de élite de la BAC, con un giro inesperado en la composición de la misma, que no desvelaremos. La autora nos vuelve a llevar al inframundo, hacia lo sórdido, el maltrato, lo inhumano.

De los tres volúmenes, creo que éste es el más cruento en cuanto a violencia de género.
Si pensábamos que lo habíamos visto o leído todo en materia de literatura policíaca, Carmen Mola nos demuestra que no.
Y a todo esto ¿quién es Carmen Mola, la autora?

Valoración:

Dicen de la autora que es la Elena Ferrante española. Bueno, quitando el anonimato y el éxito de sus obras, el parecido queda ahí. Los estilos de cada una son diametralmente opuestos, y sus novelas todavía más.

Nada o muy poco se sabe sobre esta autora, que se esconde tras un seudónimo. ¿Hombre, mujer? Se dice que es mujer, madre de tres hijos, y poco más. En realidad, tampoco tiene tanta importancia ¿qué más da su género, nacionalidad, y su nombre? Lo importante son sus libros, y éstos enganchan, y mucho.

Si os gusta la novela negra, la intriga, y jugar a adivinar quién es el asesino, por qué mata y dónde se esconde, esta trilogía es ideal, porque es realmente adictiva.
Otra cosa es el estilo, la credibilidad de ciertos hechos, la verosimilitud de lo que sucede…

Los sucesos narrados son terribles, crudos y de una brutalidad tal, que a menudo cuesta seguir leyendo. El mal existe, y la autora lo deja meridianamente claro.

Demuestra un profundo conocimiento de cómo funciona un cuerpo policial de élite, cómo se desarrolla una investigación, cuales son las trampas y las zancadillas que hay que evitar si se quiere cerrar un caso con éxito.

Destaco por lo mucho que me ha impresionado, la manera de adentrarse en la mente de la gente mala. Es fácil describir un carácter afable, o gente que actúa con normalidad. No lo es tanto cuando queremos describir, y esto a lo largo de toda una novela, un carácter retorcido, malo, donde predomina la maldad, la crueldad y el salvajismo.

Salvajes son los personajes del tercer volumen, realmente ponen los pelos de punta.

Una trilogía que merece la pena si os gusta el género negro.

Detalles

Autor: Carmen Mola
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 400 por volumen.

Este sitio web usa cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua la navegación, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar